Orocovis‎ > ‎

Personalidades


Manny Manuel


Manny Manuel

Cantante
Fecha de nacimiento: 1ero. de diciembre de 1972
Lugar: Orocovis, Puerto Rico

Expuesto a la música típica y a los boleros románticos de vellonera, la inquietud por el arte comenzó a evidenciarse desde muy temprano en la vida del niño llamado Cruz Manuel Hernández Santiago. En sus días de educación elemental y superior, realizada en la Escuela José Rojas Cortés, se evidenció su continuo interés en participar en toda competencia de talento o actividad escolar donde se destacara la música.

Con el arte en mente, la primera experiencia en una agrupación musical lo fue con un pequeño grupo del pueblo de Barranquitas conocida como Tempo Merenguero. Más adelante Manny Manuel fue reclutado por la agrupación que entonces encabezaba el popular dúo de merengue Mayra y Celinés. Con ellas el joven orocoveño se destacó como solista y bailarín de la orquesta. Pero uno de sus pasos más importantes en el arte se dio cuando posteriormente se unió a Los Sabrosos del Merengue.

La popular agrupación introdujo con éxito a Manny Manuel al mundo discográfico, respaldada por el sello MP. Con su peculiar timbre de voz, el carismático artista grabó "Fiera callada", canción que colocó a Los Sabrosos en el puntal de la popularidad. Tras el éxito obtenido en esta primera grabación, el productor del grupo decidió aumentar su repertorio con Manny grabándole en el compacto "Sin fronteras" los temas "La chica de la escuela", "Ya te olvidé", "Cosas de enamorados" y "El día que me acaricies". Junto a éstas, la balada "Te amo", popularizada originalmente por Rocío Dúrcal, pasó a ser un éxito rotundo en la versión merenguera que interpretaba el joven orocoveño.

Con la aprobación popular, una nueva producción con Los Sabrosos titulada "Haciendo historia" le dio nuevas fuerzas a Manny como cantante. Difundiendo los temas "Frente a frente", "Con todo y mi tristeza", "Colegiala" y "Quién puede ser", la suerte de Manny ya estaba sellada en el ambiente artístico nacional.

Confirmada su popularidad, el paso hacia una carrera propia ya era inevitable. En junio de 1994 Manny concluyó su labor con Los Sabrosos del Merengue y el 11 de octubre de ese mismo año Manny Manuel se enfrentó a su historia al debutar oficialmente con su orquesta como cantante solista. Esa noche, Manny Manuel dejó de ser el carismático integrante de un grupo musical, para convertirse en toda una primera figura de la canción popular.

Una grabación titulada "Rey de corazones", distribuida por Merengazzo Records, dio la señal para lo que estaba por verse. En cuestión de semanas Manny Manuel y su debut discográfico como solista harían historia en el mercado puertorriqueño, otorgándosele Disco de Platino por sus impresionantes ventas.

Contando con los arreglistas más cotizados del género, entre los que se encontraban Manuel Tejada, Jaime Querol, Ramón Orlando y Juan Valdez, la grabación adquirió gran popularidad a través de temas como "Mi problema", "Estrellita", "Los hombres no deben llorar", "Pero qué necesidad", "Se acabó lo que se daba" y el tema título de la grabación "Rey de corazones".

Con la aprobación popular certificada, Manny Manuel llegó en noviembre de 1995 a debutar en el Centro de Bellas Artes de San Juan. En un caso insólito en el arte popular, su debut en la exclusiva Sala Antonio Paoli, marcó su primer aniversario como solista. Y con la producción de César Sainz, el boricua logró agotar seis funciones en dicho centro artístico, algo no logrado por merenguero alguno con anterioridad.

En 1996 Manny reforzó su presencia discográfica en el mercado nacional con el lanzamiento de la producción "Auténtico". Contando con la producción ejecutiva de Ralph Mercado, la segunda grabación de Manny como solista ganó notoriedad con los temas "Y se que vas a llorar" y "Mi primer beso".

Integrándose al elenco de artistas de Producciones Ángelo Medina, Manny presentó en mayo de 1996 el concierto "Un regalo para las madres" en el Centro de Bellas Artes en Guaynabo, mientras en noviembre de ese mismo año debutó en grande en el Coliseo Roberto Clemente.

El año cerró de manera espectacular para el artista cuando formando parte del elenco de estrellas que participó en el concierto "Al compás de un sentimiento", en homenaje al compositor Pedro Flores, su interpretación del bolero "Querube" se convirtió en un éxito radial. Mostrando su versatilidad musical, "Querube" expuso a la nueva generación esta pieza clásica de la autoría del inmortal Pedro Flores. El mismo marcó la segunda incursión de Manny públicamente con el trío Los Condes ya que la idea de grabar con el popular trío se dio cuando meses antes habían coincidido en el programa televisivo "Estás invitado" que encabezaba Marilyn Pupo en el canal 6 de WIPR.

Al llegar 1997, Manny debutó con éxito en Altos de Chavón en la República Dominicana. Allí, en la cuna del merengue, el cantante sagitariano agradeció a sus hermanos antillanos por darle al mundo un género como el merengue. Y en gesto de hermandad caribeña, declaró a la concurrencia: "Soy un coquí que canta merengue", en clara referencia a uno de los símbolos patrios de su Puerto Rico.

Luego de actuar en Fiesta Broadway en los Estados Unidos, y en el Festival de Acapulco en México, Manny unió su voz a la del cantautor puertorriqueño Antonio Cabán Vale "El Topo" para grabar "Lo que mi pueblo atesora". Con aires de música típica, esta producción vio la luz en la Navidad de 1997. Y en ella el intérprete vio coronada su oportunidad de grabar uno de los géneros que más ama: su música campesina.

Maestro de la versatilidad musical, su arte no se ha limitado al merengue exclusivamente. En su repertorio Manny también ha abordado la salsa, como ocurrió en 1997 con la grabación del clásico "Payaso", popularizado en Puerto Rico en 1971 por la orquesta La Selecta de Raphy Leavitt. De la misma manera el compacto "Manuel y el Trío Borinquen" presentó al cantante interpretando ocho boleros con tríos de cuerdas. Un compendio de cinco de sus éxitos vio la luz en una edición "remix" para discotecas realizada por DJ Abbott y DJ Costello.

Todos estos aciertos discográficos se unieron entonces a otras grabaciones que ya se habían abierto paso en el mercado nacional. "Manuel solo", por ejemplo, que recopiló sus exitosos años con Los Sabrosos del Merengue. En "Homenaje tropical a Los Beatles" , el orocoveño grabó su versión merenguera "Dame la mano y ven (“I Want to Hold Your Hand)". Y en el especial "Siempre Piel Canela", Manny interpretó algunos de los clásicos del repertorio del inmortal Bobby Capó.

En 1998 la innegable versatilidad musical del artista se asomó en la producción "Es mi tiempo". Con una preventa de 150,000 unidades, la producción inició su ofensiva en las ondas con la promoción de "Cómo duele". A la difusión de este nuevo merengue, se unió entonces la presentación de temas como "Margarita", "Por el amor de una mujer", "Desvelo de amor" y el clásico de Alejandro Sanz, "Corazón partío". Ganador de Disco de Oro en España, la grabación antecedió una serie de presentaciones por la Península Ibérica.

Al llegar 1999, un renovado Manny Manuel retomó exitoso rumbo en Puerto Rico al lanzar el compacto "Lleno de vida". La producción, que le mereció una nominación al Grammy en la categoría de merengue, inspiró su regreso al Coliseo Roberto Clemente donde recibió aplausos de la prensa especializada y donde grabó su primer disco en concierto.

Justo a finales de dicho año Manny Manuel se embarcó en una gira de promoción por Islas Canarias.  En esa región de España el artista puertorriqueño se presentó en cada una de las siete ínsulas que componen el grupo. Por tal razón el reconocido cantante ingresó al famoso libro Guinness de récords como el único intérprete en lograr tal hazaña. Meses después, Manny se trasladó a la península ibérica. En la Madre Patria el carismático boricua conquistó el público español con su música al presentarse en programas de radio y televisión. En esos medios el artista promovió “Vivir así es morir de amor”, tema que en otra época popularizó Camilo Sesto. Al tiempo que permanecía cumpliendo con sus compromisos artísticos en la tierra del Quijote, Manny Manuel fue galardonado con el premio “Selección Cadena Radial” al ser escogido por la audiencia española como uno de sus cantantes preferidos. 

Con la llegada de un nuevo siglo, el popular cantante se radica brevemente en la ciudad de Los Ángeles, California. En el verano de 2000 editó “En vivo”, grabación de su concierto en el Coliseo Roberto Clemente y, dos años más tarde debuta en el sello Universal presentando su compacto “Manny Manuel”. Pero su golpe decisivo lo sería la producción “Serenata”, disco con el cual demostró una vez su capacidad innata para acoplarse a diversos estilos musicales. En la grabación, editada en noviembre de 2003, el orocoveño se entregó a la nostalgia y el romanticismo de la década de 1950, al abordar una selección de clásicos del cancionero hispano acompañado por un trío. Bajo la dirección musical de experimentado guitarrista y requintista puertorriqueño Máximo Torres, Manny vocalizó impostergables melodías románticas como “Besos de fuego”, “Miénteme”, “Y…”, “Fichas negras” y “Alma adentro”, entre otras.

La refrescante antología de éxitos del ayer, se ubicó rápidamente en los primeros lugares de ventas a solo semanas de haber sido ubicado en los estantes de las tiendas de discos. Así, con la promoción de cortes como “Bajo un palmar” y “Celos de ti”, “Serenata” sobrepasó las 100,000 unidades vendidas y le dio pie a un nuevo concierto en el Coliseo Roberto Clemente el 14 de febrero de 2004.

Al exitoso lanzamiento de “Serenata” le siguió como secuela un nuevo acierto titulado “Nostalgia” en noviembre de 2004. En él Manny Manuel repitió su fórmula de éxito afianzándose en el cancionero con sus versiones de clásicos boleros como “Nuestro juramento”, “Dos almas” y “Amor robado”.

Para cerrar la primera década del siglo XXI, Manny Manuel dio un salto al pop presentando su disco  titulado “Tengo tanto”. La grabación, producida por Andrés Castro para el sello Universal, tuvo amplia difusión con los temas festivos “No me hagas sufrir” y “Fuego”, así como el dueto con la cantante española Chenoa, “Sin remedio”. El disco, editado en septiembre de 2007, fue destacado por la Fundación Nacional para la Cultura Popular como una de las producciones más sobresalientes del año.

Ya en el cierre de la década, el cantante inició una nueva campaña promocional con su disco “Rayando el sol”.


Andrés Jiménez ("El Jíbaro")

Andrés Jiménez ("El Jíbaro")



Cantautor y Trovador

Fecha de nacimiento: 3 de julio de 1947

Lugar: Orocovis, Puerto Rico

Nació en el barrio Gato de Orocovis el 3 de julio de 1947. Es el cuarto de los 15 hijos que procrearon Juan Jiménez y Felícita Hernández. Su padre, un agricultor incansable, le enseñó a querer a la tierra con pasión. Su madre, ama de casa, solía llevarlo a los rosarios cantados dedicados a la Virgen, tradición oral muy popular durante su infancia. Allí aprendió a cantar el aguinaldo y el seis.

Las limitaciones económicas lo llevaron - como a tantos puertorriqueños - a emigrar a Nueva York, donde fue reclutado por el ejército. A su regreso, ingresó a la Universidad de Puerto Rico, y se presentó en un escenario por primera vez como parte del grupo Taoné, integrado entonces por Roy Brown, Antonio Cabán Vale "El Topo", Noel Hernández, Carlos Lozada, Pepe y Flora.

Trabajó junto a Taoné durante varios años, desarrollando un trabajo de reafirmación nacional desde la música típica puertorriqueña. Con Taoné viajó a Estados Unidos, y realizó presentaciones en las Universidades de Harvard, Yale y Princeton, así como a las comunidades puertorriqueñas de Nueva York, Chicago, Connecticut, Boston y Los Angeles.

En 1973, participó en el Festival de la Juventud en Alemania. Representó a Puerto Rico en el Primer Cantar Folclórico de América Latina, celebrado en Cuba. Ese mismo año, realizó una gira por diferentes estados mejicanos, auspiciado por el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Junto a su nueva agrupación, representó a Puerto Rico en el Festival Homenaje al Trovador, celebrado en la Plaza Bolívar, en Caracas, Venezuela, durante el mes de octubre de ese año.

En noviembre, recibió el Premio Encuentro por "Trayectoria Artística" en la categoría masculina.

Andrés Jiménez ha sido galardonado dos veces con el Premio Agüeybaná como Mejor Intérprete de la Música Típica. También, ha recibido los premios Diplo, Cacique Orocovix y ha sido reconocido por diversas organizaciones cívicas y culturales y por la Cámara de Representantes de Puerto Rico.

En abril de 1997 recibió el premio Farándula por su disco "A los Santos Inocentes", considerado como la mejor producción discográfica de la Navidad 1996. Con dicha producción, "El Jíbaro" debutó exitosamente en el Centro de Bellas Artes de Guaynabo, donde recibió un Disco de Oro por las más de cincuenta mil unidades vendidas.

Un año más tarde, su producción "En la última trinchera" convirtió la canción "Los tecnócratas" en himno del movimiento obrero puertorriqueño en contra de la privatización de la compañía telefónica.

Ha participado en los especiales "Somos un solo pueblo" y "Al compás de un sentimiento", producidos por el Banco Popular, y en el concierto "Enciende la estrella de la paz" realizado en 1998 por la Fundación Nacional para la Cultura Popular en la Plaza de Armas del Viejo San Juan.

En 1999, Andrés se unió al salsero Ismael Miranda para producir la obra discográfica "Son a Vieques"; así como produjo el compacto "Raíces puertorriqueñas" en el cual presenta a niños cantores que cultivan el arte de la canción jíbara. Tanto "Son a Vieques" como "Raíces puertorriqueñas" fueron seleccionados entre las 20 producciones más sobresalientes de 1999 por la Fundación Nacional para la Cultura Popular. Un año antes, "En la última trinchera" también compartió una distinción similar.

En producciones posteriores, Jiménez ha abordado el tema religioso en la trova con proyectos como "Jesús, el Hijo de Dios", basado en décimas del artista Luis G. Cajigas inspiradas en versículos bíblicos de San Lucas, San Mateo y San Marcos. Este se complementa con "La pasión de Jesucristo", igualmente con décima de Cajigas.

Ya en el nuevo siglo su catálogo de producciones bajo su sello independiente incluye obras como "Así somos", el concierto grabado en vivo "Nació en Borikén" y "Jornada del gallo pinto". Estos se complementan con aciertos previos como "Rosario de la aurora", "Cien años con Albizu", "Barlovento", "Yo vengo de la montaña" y "A mí me gusta mi pueblo".

Andrés Jiménez ha sido el productor del Festival del Jíbaro, donde se han presentado las figuras más importantes de la canción puertorriqueña. 


Bobby Valentín


Músico, Arreglista, Compositor, Productor y Director

Nombre verdadero: Roberto Valentín Fred

Calificativo profesional: “El Rey del Bajo”

Fecha de nacimiento: 9 de junio de 1941

Lugar: Orocovis, Puerto Rico

En el panorama salsero internacional, Bobby Valentín representa un nombre clave. Porque, cuando la salsa experimentó su etapa arrolladora, ya él disfrutaba de sólido cartel como exponente de esta música y de las modalidades hermanas que la antecedieron: pachanga, boogaloo y latin soul, particularmente. Como instrumentista, siempre se le consideró de primera línea y, como orquestador, impuso un estilo novedoso salpicando los tradicionales ritmos cubanos (son, guaguancó, guaracha, mambo y rumba) con matices jazzísticos.  

Este gran músico es hijo de Albertano Valentín (m. en 1981) y Carmen Fred (m. en 1947). Tiene seis hermanos. Su infancia y gran parte de su adolescencia transcurrieron en Coamo, razón por la cual se identifica como coameño. Su padre era cuatrista y le inculcó la vocación musical. A la edad de siete años inició el aprendizaje de la guitarra de manera autodidáctica. Entre los trece y los quince, formó parte de un trío que completaban dos compañeros de la Escuela Secundaria. Para aquellas fechas (1954-1955) cursó estudios de Trompeta y Solfeo en la Academia de Música José Ignacio Quintón, donde fue discípulo del profesor Juan Suárez Cruz.

En 1955, Bobby fue a vivir a Nueva York con la intención de ampliar sus conocimientos musicales, pues en Puerto Rico todavía no existía el Conservatorio. Durante sus primeros tiempos en la Gran Urbe se adiestró como trompetista y en la lectura musical con profesores particulares. Procuraba su sustento tocando de manera intermitente con formaciones de escaso cartel y desempeñando labores ajenas a la música. En 1958, ya convertido en ejecutante muy competente, encontró acomodo en el Conjunto Cachana de Joe Quijano.

Su pasantía por aquella agrupación se extendió un año, al cabo del cual pasó a la orquesta de Charlie Palmieri, en la que permaneció hasta 1960. En lo sucesivo, formó parte de las encabezadas por Vicentico Valdés (1960-1961); Willie Rosario – en la que comenzó como trompetista, estrenándose luego como contrabajista – (1961-1963) y Tito Rodríguez (1963-1964). Es preciso señalar que a esta última organización ingresó como ejecutante de la trompeta y el trombón de pistones. Pero, encontrándose de gira en Venezuela, debió reemplazar al contrabajista, quien había enfermado. Y, poco después (1964), con Tito, grabó como ejecutante del contrabajo por primera vez. Después integró la Charanga Moderna de Ray Barretto (1964-1965). Valga resaltar el dato de que nuestro biografiado aprendió a tocar este instrumento de manera autodidáctica.

En 1965 fundó su primera orquesta, en la que tocaba la trompeta. Marcelino Morales Jr. fue el vocalista original. Los denominados “salseros de la mata” recuerdan que, entre sus miembros originales, figuraban el timbalero Joey Pastrana y su hermano David (conguero), quienes luego de participar en el álbum-debut del naciente colectivo, “El mensajero”, editado por el sello Fonseca Records, se separaron y formaron la que sería exitosa banda identificada con el nombre del primero. Para su suerte, Bobby Valentín logró conquistar la preferencia de los bailadores de inmediato. Durante los siguientes cuatro años recorrió todos los salones de baile de la plaza neoyorquina y de ciudades aledañas. Paralelamente, desarrolló una intensa actividad como sesionista, participando en grabaciones de otras orquestas. También, fue uno de los primeros artistas en ser reclutado por Johnny Pacheco y Jerry Masucci para el elenco de la recién creada compañía Fania Records – “Young Man With a Horn” (LP-332) fue la primera producción que registró bajo esta etiqueta – y, naturalmente, integró la plantilla original del que sería mundialmente aclamado colectivo Fania All Stars (1967).

En 1969 se radicó definitivamente en Puerto Rico y, desde entonces, se ha concentrado en la ejecución del bajo. En su patria se apuntó su primer exitazo con el tema “Huracán de pasión”, original de Tite Curet Alonso, cantado por Frankie Hernández. En lo sucesivo, proyectándose desde la plaza Borinquen, se desplazaría a Estados Unidos, Centro y Sudamérica e, incluso, Europa, tanto frente a su orquesta como integrando la Fania All Stars. También se desempeñaría como arreglista de otras formaciones y solistas.

Tras culminar el contrato que lo ataba al ya poderoso consorcio Fania, en 1975 se dispuso a materializar el sueño que abrigaba desde hacía largo tiempo: fundar su  propia compañía discográfica. Entonces creó Bronco Records, bajo la cual continúa editando sus grabaciones. Igualmente, ha editado varias de otros destacados músicos, entre ellos Willie Rosario, Raphy Leavitt & La Selecta y el bolerista Jaime Umpierre. El éxito económico de esta empresa le permitió incursionar en otros negocios por lo que, en determinados momentos, fue propietario de El Tropicana Club – en sociedad con Willie Rosario – en Hato Rey, de la concurrida Cafetería El Yauco en la Calle Cerra de la santurcina Parada 15 y hasta accionista de una radioemisora.

Una de las etapas más brillantes de su trayectoria musical fue cuando tuvo como vocalista de su banda a Cano Estremera (1978-1984), uno de los soneros más extraordinarios que ha conocido la historia salsera. “La boda de ella”, “Manuel García”, “El muñeco de la ciudad”, “El caimán”, “El gato”, “Awilda” e “Ingratitudes” quedaron perpetuados en su voz como estándares del género. No obstante, el cantante más fiel e identificado con el sonido que implantó hace ya cuatro décadas y media ha sido Johnny Vázquez, quien su incorporó a la orquesta en 1975 y todavía figura en su plantilla. “Libro de amor”, “Luna mensajera”, “Linda Teresa”, “Tu rica boca” e “Y después me matas” son apenas algunos de los títulos con que más lo identifica su inmensa pléyade de seguidores.

En 1985 se acreditó un precedente muy significativo: el tema “Cantaré con una orquesta”, original de Pedro Arroyo y vocalizado por Rafú Warner, fue el primero que motivó la realización de un vídeoclip en la historia de la salsa. Dicha pieza pertenece a la producción “Algo excepción” (Bronco, BR-135).

Durante la década de 1990, Bobby integró a sus producciones a otros vocalistas, aunque manteniendo a Johnny como cantante principal. Giovanni Lugo, Tato Peña, Wichy Camacho, Josué Rosado y Héctor Iván Rivera, entre ellos. Pero, con éstos no ha generado jitazos comparables a los que se anotara con Marvin Santiago (1971-1975); Luigi Texidor (1976-1978); Rafú Warner (1981-1986) y Luisito Carrión (1985-1989), además de los antes mencionados Hernández y Estremera.

Valentín ha sido acreedor a todos los galardones que, en nuestro País, se otorgan a los artistas populares consagrados. El 17 de octubre de 1987, por ejemplo, fue objeto de un lucido homenaje en el Coliseo Roberto Clemente con motivo del 22 aniversario de su orquesta. Excepto Cano Estremera, todos los vocalistas que alguna vez desfilaron por su organización se unieron a aquel inolvidable reconocimiento.

El 16 de septiembre de 1991 festejó el 25 aniversario de su orquesta con dos conciertos alusivos celebrados en el Centro de Bellas Artes de San Juan. Otra vez, excepto Estremera, en estas funciones participaron todos los cantantes que habían trabajado con él. El día anterior había recibido un reconocimiento por parte de la Legislatura. Finalmente, su reencuentro con el controversial pero talentosísimo “Dueño del Soneo”, tan ansiado por la masa salsómana, acontenció en el Primer Festival Mundial de la Salsa que el productor Rafo Muñiz presentó en el Anfiteatro Tito Puente el 22 de agosto de 1997.

De su primer matrimonio con Vilma Blasil, son frutos Roberto Jr., Liza y Richard. En 1980 se unió a Oria Iris Rivera. Con ella procreó a Roberto Carlos (n. en 1985), quien es percusionista. 


Edwin Colón Zayas

Edwin Colón Zayas


Músico, Compositor, Arreglista y Director
Fecha de nacimiento: 27 de octubre de 1965
Lugar: Orocovis, Puerto Rico

Obrero de la música y defensor incansable de nuestro instrumento nacional, el cuatro, Edwin Colón Zayas coronó sus primeros esfuerzos en el pentagrama cuando en 1977 fue premiado en diversos concursos de cuatro que se celebraban en Puerto Rico. En un momento donde el instrumento luchaba por su supervivencia, y en el que el auge de la nueva canción y el neofolklore en Puerto Rico, le había dado un nuevo empuje en el cancionero, la aparición de este joven orocoveño fue un aire de aliento para los defensores de la música autóctona borincana.

Miembro de una familia de exponentes de los géneros folklóricos, Edwin Colón Zayas es el hijo mayor de una familia de cinco músicos. A los seis años comenzó a mostrar interés en la música; inclinación que su progenitor aprovechó para enseñarle sus primeras acordes en la guitarra y las primeras notas en el cuatro puertorriqueño.

Con la llegada de la década del 80, Edwin fungió como músico, arreglista y cuatrista en grupos como Jataca, Cimarrón, Areyto, Cumbre Criolla, Taller Boricua, la orquesta de Rafael de Jesús, Mapeyé y el grupo de Andrés Jiménez. Toda esa labor se conjugó con las numerosas distinciones que se le otorgaron, comenzando en 1982 cuando recibió el Primer Premio Nacional del Cuatro, mientras su grupo fue distinguido como el Conjunto Típico de la Montaña y el Instituto de Cultura Puertorriqueña le otorgó la Medalla de la Cultura.

Con el reconocimiento de la prestigiosa institución nacional, Edwin fue seleccionado para amenizar musicalmente el multitudinario recibimiento que se le brindó a los Reyes de España en 1986. Su calidad interpretativa y su ingenio musical lo llevó entonces al estudio donde sorprendió a la crítica especializada con su primera producción discográfica: "El cuatro: más allá de lo imaginable".

"Con el lanzamiento de esta grabación Edwin Colón Zayas ha hecho una excelente aportación a la música puertorriqueña", escribió el periodista Javier Santiago en el diario El Mundo en la edición del 4 de junio de 1989.


A su acertado debut siguieron entonces otras excelentes producciones como fueron "Siguiendo hacia lo infinito", "100 años con Don Felo" y "100% puertorriqueño".

En 1991 Edwin fue escogido para participar como músico solista en el concierto inaugural de la Orquesta San Juan Pops en el Centro de Bellas Artes. Ese mismo año ofreció un concierto especial para el Festival Internacional de la Guitarra celebrado en la Universidad de Puerto Rico. Y posteriormente representó al País junto a su Taller Campesino en el Festival Internacional Cervantino, celebrado en la República Mexicana.


Un año más tarde, el cuatrista vivió uno de sus momentos más emocionantes como músico cuando efectuó un "mano a mano" con el afamado guitarrista español Paco de Lucía. El espectáculo, que fue presentado en el Teatro La Perla de Ponce y en la Sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes, fue todo un acierto tanto para la crítica nacional como para la española que asistió a este concierto durante las celebraciones del Quinto Centenario del Encuentro de Dos Mundos.

A un acierto como éste, le siguió entonces su presentación en la Feria Expo 92 celebrada en Sevilla. Posteriormente participó en la inauguración de la estatua dedicada a Pedro Albizu Campos en la ciudad de Chicago en los Estados Unidos, así como representó a Puerto Rico en el Festival de la Guitarra celebrado en Martinica. En éste, Edwin volvió a cautivar a la prensa especializada, recibiendo aplausos franceses. Y para completar sus aciertos, el orocoveño cerró con broche de oro el 1992 al compartir la tarima con el salsero Willie Colón y el maestro del cuatro, Yoyo Toro, en la puesta en escena del concierto "Asalto navideño".

Allende los mares, la crítica internacional aplaudió con fuerza la edición del disco "Bien jíbaro, Country Music of Puerto Rico" que Colón Zayas grabó, junto a Taller Campesino, para el sello estadounidense Rounder Records en 1993. Un año más tarde, el grupo fue seleccionado para participar en los actos oficiales de la celebración de la parada del 4 de julio junto al presidente Bill Clinton. En otros aspectos de su carrera, Edwin y el Taller Campesino fueron escogidos en 1994 entre 228 grupos de toda América para representar a Puerto Rico en festivales que se celebraron en Japón durante dos semanas. De regreso a casa, el cuatrista debutó como solista en la Sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes en un concierto que fue destacado como uno de los mejores del año.

Con el cierre de la década, Edwin Colón Zayas ha compartido escenarios con figuras como Marc Anthony, Tony Vega, Carlos Vives, fue invitado como músico solista para participar en conciertos de la Orquesta Sinfónica de San Antonio, Texas; la Orquesta Sinfónica de Caracas y la San Juan Pops; así como arrancó ovaciones por su actuación junto a afamados guitarristas Strunz y Farah.

Al asomarse a las puertas de un nuevo siglo, un mano a mano con el cuatrista venezolano Aquiles Báez, una grabación con los internacionales Strunz y Farah, así como la selección por parte de la Fundación Angel Ramos que le comisionan a Edwin musicalizar un vídeo representativo de El Observatorio de Arecibo, son algunos de los logros que han marcado la carrera de este talentoso músico borincano. Junto a su trabajo, más de una decena de producciones discográficas sellan su destacada labor en el pentagrama mundial. Labor, que pone de manifiesto su compromiso inquebrantable con realzar la música e instrumentos autóctonos de su país: Puerto Rico. 


Manuel Jiménez "El Canario"


Manuel Jiménez "El Canario"

Compositor y Músico
Fecha de nacimiento: 1 de enero de 1895
Lugar: Orocovis, Puerto Rico
Falleció: 21 de noviembre de 1975

Compositor y precursor del género de la plena. Nació el 1ro. de enero    de 1895 en el barrio El Cacao del pueblo de Orocovis. De niño se traslada junto a su padre al pueblo de Manatí. A los diez años, después de trabajar en varios menesteres de la Central Azucarera de Manatí, se trasladó a San Juan, donde se hace aprendiz de tabaquero. A los 14 años se escapa como polizón en un barco que lo lleva hasta Barcelona, España. A los pocos meses regresa a América, vía Cuba, y se instala en Nueva York, donde se dedica al oficio de marino mercante.

El sobrenombre de "Canario" lo obtuvo de un capataz de barco, quien le despidió de sus labores por sorprenderle cantando diciéndole: "Tú siempre cantando como un canario y la gente no trabaja". Su primera grabación la realiza en 1914, a los 19 años, para el sello Pathé, cantando corridos mejicanos. En 1915 grabó para Daniel Castellanos y un año más tarde para la casa Odeón. De 1918 a 1924 alterna viajes y grabaciones y de regreso a Nueva York funda un trío, en donde funge de primera voz. En 1926 firma como artista exclusivo de Víctor Talking Machine, Co.

En 1931 regresa a Puerto Rico y trae con él la plenas que había grabado y que ya habían ganado notoriedad. Inició su recorrido artístico en el Teatro Rialto de San Juan y de ahí paso a los teatros del interior del País, la Universidad y el Club Deportivo de Ponce, entre otros. En 1932 realizó sobre 20 grabaciones para la Víctor y funda su Orquesta Puerto Rico, una de las primeras orquestas latinas en alcanzar fama en Estados Unidos.

Canario y su Orquesta Puerto Rico grabaron entonces para la Víctor y la Columbia. En los Estados Unidos recorrieron los teatros Paramount y Roxy, así como los clubes El Chico, el Cotton Club y el Lido, donde una de las coristas se convirtió más tarde en la afamada actriz Rita Hayworth. En este período también actuaron con el actor puertorriqueño Juano Hernández en "Salt and Peper", presentándose como "Mexican Joe".

Canario cantó en Casa Blanca para el presidente Franklyn Delano Roosevelt en 1934. Y ese año también fue contratado por don Rafael Ramos Cobián para regresar a presentarse en Puerto Rico.

En junio de 1949 Manuel Jiménez se estableció definitivamente en su País.  En 1964, el Instituto de Cultura Puertorriqueña lo contrata para realizar un disco de plena y dar conciertos por todos los centros culturales. La grabación, considerada un clásico de la discografía nacional, incluyó plenas como "Bun Bun", "Cuando las mujeres", "Santa María", "Cortaron a Elena" y "Santa María". En la selección apareció además su clásico "Tanta vanidad".

No obstante, aunque sus composiciones pleneras trascendieron ampliamente en el tiempo, Canario siempre lamentó que sus composiciones románticas no gozaran la misma popularidad. De hecho, según expresó en entrevistas en la década del 60, su catálogo de canciones románticas sobrepasó las 1,000 composiciones.

Sin embargo, este cantautor logró tener a través del ritmo nacional, los más diversos intérpretes entre los que se destacan Ruth Fernández, Myrta Silva, Danny Rivera, Ednita Nazario y los grupos pleneros de fin de siglo como Plena Libre.

En el 1968 Canario pierde la vista a consecuencia de una larga diabetes. Posteriormente fallece el 21 de noviembre    de 1975. A su desparición ha recibido innumerables homenajes póstumos como fue la edición del discos "Plenas a lo Damirón" y el álbum "Alborada" que en 1976 editó Danny Rivera.


Pedro Orlando Torres


Pedro Orlando Torres


Actor
Fecha de nacimiento: 17 de septiembre de 1953
Lugar: Orocovis, Puerto Rico

La conjunción del azar y la voluntad de este hombre, disciplinado trabajador del arte, han permitido que sea uno de los más prolíferos artistas que tiene Puerto Rico.

Nació el 17 de septiembre de 1953 en el pueblo de Orocovis pero se crió en el municipio de Bayamón. Posteriormente, se graduó con honores de la Universidad donde completó un bachillerato en Ciencias Políticas. Simultáneamente se dio a la tarea de brindar ayuda a aquellas familias con dificultades económicas. Al mismo tiempo de realizar labor social ingresó a la Escuela de Derecho, sin embargo sus participaciones en las piezas teatrales "Un tranvía llamado deseo", "Puerto Rico fuá", "Persecución y asesinato de Jean Paul Marat" y "Upa, upa, cataplúm" motivaron al entonces joven a abandonar la abogacía y dedicarse de lleno al arte.

A partir de entonces la presencia de Pedro en los escenarios del País ha sido elogiada en numerosas ocasiones por los críticos. Sus excelentes caracterizaciones han deleitado al público en obras como "El Sr. Galíndez" que dirigió Idalia Pérez Garay, "Equus", drama psicológico del escritor Peter Shaefer, "La quema de Judas" y "Tiempo muerto", obra del escritor puertorriqueño Manuel Méndez Ballester en la que participó junto a José Luis "Chavito" Marrero, Idalia Pérez Garay y Alba Nydia Díaz. También laboró en "La cuarterona", "Camándula" (pieza de tema político), "Extremos" y en "Los deseos de la señorita Julia" de August Strinberg.

Su incursión en la televisión la hizo con la novela "Vivir para ti" que se transmitió por el canal 4 a principios de la década del 80. Luego participó en melodramas como "Poquita cosa", "Coralito", "De que color es el amor", "Tanairí", "Cuando vuelvas", "Preciosa", "Cadenas de amor", "Ave de paso", "Yara prohibida" y "Natalia".

En 1987 el Círculo de Críticos de Teatro lo premió con el reconocimiento de Mejor Actor Contrafigura Masculino por "La cuarterona" obra producida por La Comedia Puertorriqueña que dirigió Pedro Santaliz.

Luego de que la producción de telenovelas en Puerto Rico cesara, el actor continuó su desempeñó en la obra infantil "La cucarachita Martínez" en donde interpretó al ratoncito Pérez, en "La visita de la bestia", "El acero de San Juan", "Los hijos de la noche" de Edwin Pabellón, "Zorba, el griego", "El buen doctor", "Huérfanos" y en "Amadeus".

Para la Corporación para la Difusión Pública laboró en las miniseries "Yuyo" y "La charca" serie basada en la novela naturalista del escritor Manuel Zeno Gandía.

Desde sus comienzos en el teatro ha participado en varios festivales del arte dramático. Viajó al Tercer Festival Mundial de Teatro en Nancy, Francia; Festival Iberoamericano en Cádiz, España y al 11mo Festival del Sur, en Caracas, Venezuela y en las Islas Canarias. En esos lugares su trabajo como actor, al igual que el de sus compañeros, recibió una magnífica acogida.

Su amor por las artes determinó que participara de sus distintas manifestaciones. Por tal razón no solamente se limitó a ser actor sino que también es pintor, diseñador de vestuario, decorador y productor. Incluso llegó a tomar clases de canto y baile. Como pintor tuvo la oportunidad de exponer sus obras en la Galería Raíces de la cual es socio. También fue el creador del logo del Colegio de Actores de Teatro de Puerto Rico. Además, fue escogido para ser la voz oficial de la campaña publicitaria de una cerveza.


Gloria Onelia Pérez Jiménez

Poeta
Fecha de nacimiento: 24 de marzo de 1951
Lugar: Orocovis, Puerto Rico


Cuentista, poeta, dibujante, ensayista y profesora de artes plásticas y estudios hispánicos.

Nació en Orocovis, el 24 de marzo de 1951.  Posee un bachillerato en educación de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

Conserva inéditos sus poemarios:

  • Jarcias (1970) 
  • Poemario Ecológico (mensajes ecológicos en verso) 
  • La Luna En Mi Ventanal (poesía infantil) 
  • Derretido Concierto de Plateada Floresta (homenaje a los lateros) 
  • Oro en la Cumbre (poesía a Orocovis) 
  • La Sangre y la Marea (poemario en dos tiempos a Vieques)
  • Tregua Por Todas las Margaritas Pisoteadas (Réquiem Por Todas las Mujeres Maltratadas)

Una muestra de su poesía figura en la Antología de la Poesía de la Mujer Puertorriqueña (1981).  Diversas publicaciones nacionales recogen su quehacer literario: Creación, El Mundo, Atisbos, Avance, entre otras. Datos biográficos suyos figuran en el Prontuario Literario Biográfico Puertorriqueño (1990), del escritor Salvador Arana Soto, así como en diversos números de la revista gráfico-literaria Creación: Arte y Letras.

Su obra  literaria ha merecido el reconocimiento de la crítica en diversas ocasiones, a saber: 

  • primer lugar a nivel nacional (1976) por su “Ponencia Sobre Educación Etica”
  • segundo premio (1973) en el Certamen de Cuento del Ateneo Puertorriqueño, por “Sanguijuela”
  • mención honorífica en el Certamen de Cuento de la Federación de Maestros de Puerto Rico, por “Algo Tan Banal Como Un Perro Callejero”
  • mención honorífica (1984) en el Festival de Claridad, por su poemario A Mariana: Desde Guantánamo
  • mención honorífica (1997) en el Certamen de Ensayo de la Federación de Maestros de Puerto Rico, por “Ensayo Sobre Educación 2000"
  • segundo lugar (1996) en el Certamen de Cuento del Puerto Rico Junior College, por “En Vuelo de Camándulas”
  • primer premio (1996) en el Certamen de Cuento de la Federación de Maestros de Puerto Rico, por “La Nieve No Perdona”
  • mención honorífica en el Certamen de Poesía del Ateneo de Ponce, por “Asuntos del Olvido”.

En estos números de la revista Creación (y en otros no incluidos aquí) figura parte de su producción literaria.


Rafael Santo Domingo Molina

Pelotero
Fecha de nacimiento: 24 de noviembre de 1955
Lugar: Orocovis, Puerto Rico

Nació el 24 de noviembre de 1955, en Orocovis, Puerto Rico. Fue bateador emergente de Béisbol de las Grandes Ligas. Él jugó durante una temporada en las Grandes Ligas con Los Rojos de Cincinnati.

Fue firmado por los Rojos como agente libre aficionado en 1974. Santo Domingo jugó su última temporada como profesional con la Triple-A sus afiliados, Los Indios de Indianápolis en el 1980.

Santo Domingo fue entrenador de bateo de Los Marineros de Pulaski.

Estadísticas:  The Baseball Cube, Baseball-Reference - 16 de enero de 2008.


Rafael Cartagena Molina

Educador
Fecha de nacimiento: 13 de abril de 1948
Lugar: Orocovis, Puerto Rico

El Dr. Rafael Cartagena nació en Orocovis, el 13 de abril de 1948.  Posee una sólida preparación académica iniciada en la Universidad  Católica de Ponce, donde terminó su bachillerato en Filosofía.  Hizo sus estudios graduados en Teología en Roma y en Filosofía en la Universidad de Puerto Rico.  Completó además un grado de Doctor en Educación Superior en los Estados Unidos.

Sobre su experiencia ha sido profesor de filosofía en la Universidad Católica, Universidad del Sagrado Corazón y en la Universidad Interamericana.  Se desempeño como Rector del Recinto Metropolitano de la Universidad Interamericana de Puerto Rico y la Universidad del Turabo. Anteriormente, fue Decano de Asuntos Académicos de los Colegios Regionales de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.  Fue designado Secretario de Instrucción Pública de Puerto Rico y ejerció como tal durante los primeros meses del año 1989.

Ha publicado tres libros: Puerto Rico enfermo, Una Agenda para la excelencia, y Un Nuevo Enfoque.  Durante los últimos años ha venido colaborando como columinista invitado en los periódicos El Mundo y El Nuevo Día.  Ha escrito, ademas, ensayo de artículos para diversas revistas de Puerto Rico y el extranjero.

Pertenece a diversas asociaciones profesionales.  Es Presidente del Grupo Latinoamericano para la Reforma y Perfeccionamiento de la Educación (Gularpe),  y Presidente electo de la International Association of University Presidents, ambas asociaciones de ministros de educación, rectores universitarios y educadores.  Ha recibido innumerables honores y reconocimientos.

En la actualidad, el doctor Cartagena dirige su propia firma de Consultores de Educación, Sistemas Educativos y Empresariales.  Ademas, dirige el proyecto auspiciado por la Caribbean University conocido como Voluntario Estatal de Educación, que es un esfuerzo de la comunidad puertorriqueña para mejorar la educación del país con el propósito fundamental de formular, diseñar y desarrollar recomendaciones específicas que podría requerir el proceso de Reforma Educativa de Puerto Rico.